Abuelita de Ticul aconseja a los matrimonios jóvenes sobre cómo conseguir una relación duradera

Abuelita de Ticul aconseja a los matrimonios jóvenes sobre cómo conseguir una relación duradera

Doña Gabina Yam Ayala, cumplirá 97 años de edad en febrero, y hoy le festejaron sus hijos con un almuerzo en el que cuidaron las medidas sanitarias para prevenir contagios de Coronavirus.

Debido a la pandemia por el nuevo Coronavirus, la abuelita de Ticul dice que no puede celebrar sus cumpleaños en grande, pero su familia la acompañó este día en una comida.

Nació el 19 de febrero de 1924, en Peto, donde estaba en en apogeo la producción de chicle, por ello muchos ticuleños buscaban empleo en ese lugar. En plática con doña Gabina recordó que en ese tiempo su familia era de escasos recursos.

«En ese tiempo mucha gente no tenía qué comer, no había dinero. Desde pequeña, mi mamá nos daba de comer los frutos de las matas de ramón».

«Tomábamos bebida tipo café hecha con tortilla quemada. A los 13 años entré a trabajar en una casa en Peto y un día, sin querer, conocí a quien fue mi esposo, José Fernando Magaña Dorantes (finado), que era de Ticul».

«Muchos ticuleños iban a Peto para trabajar en la producción de chicle», agrega.

«Cuando cumplí la mayoría de edad logramos casarnos, pobremente, pero muy felices. Recuerdo que mi mamá me decía que, de todos los enamorados, escogí al muerto de hambre, pero no me importó».

«El consejo que le doy a los jóvenes de hoy día, para que sus matrimonios perduren, es que eviten problemas. Dedíquense a ayudarlos, lavar la ropa, hacer la comida y apoyarlos en sus propósitos para el bien de la familia».

«El respeto entre ambos les dará una relación muy sólida», agrega. Doña Gabina tiene 6 hijos, Luis Fernando, Raciel Enrique (finado), Elsa Carminia, Santiago Alberto, Rubén Augusto y Óscar Manuel Magaña Yam. Tiene 23 nietos, 38 bisnietos y 5 tataranietos.— Guillermo Contreras