Comparte su pasión por el campo y el servicio público

Comparte su pasión por el campo y el servicio público

Sus ganas de ayudar al prójimo lo han llevado a gobernar en varias ocasiones su municipio, incluso fue uno de los primeros alcaldes de Yucatán en ser reelegidos en 2018.

Se trata de don Gaspar Pantí Sel, alcalde del municipio de Tixméuac, quien este día nos comparte su modo de combinar su labor en el servicio público y su pasión por la agricultura.

Don «Carretas» como le conocen en su municipio y comisarías, actualmente es uno de los mayores productores de chile habanero de la zona, y quien, en los últimos años, ha diversificado sus áreas de cultivo, con otros frutos que le han dado buenos resultados, el mamey, aguacate, limón persa y pepino, y ahora concentra sus esfuerzos en las plantaciones de tomate.

Siendo uno de los alcaldes que durante la administración anterior fue premiado como uno de los que presentaron los mejores resultados en transparencia, don Gaspar Pantí Sel señala que una de las formas de ayudar a los habitantes de Tixméuac, principalmente a los jóvenes, es enseñándoles el trabajo del campo.

Actualmente son unas 60 personas las que trabajan con él en las plantaciones, pero en tiempos de cosecha, le brinda empleo temporal a más personas de Tixméuac y las comisarías.

Nos cuenta que su amor por el campo comenzó hace muchos años cuando inició con unas pocas hectáreas de chile habanero. «Cuando le pesqué al precio, me di cuenta que se podía hacer más y que ésta era una manera también de ayudar a la gente».

Actualmente cuenta con más de 800 hectáreas de terreno en las afueras de Tixméuac. Sus cultivos se han diversificado, pero fueron los de chile habanero los que llamaron la atención, hace unos años, de una televisora de la Ciudad de México para la grabación de una telenovela que se vio en todo el país.

Esta mañana, sus trabajadores llenaban cajas de pepino que salían rumbo a Oxkutzcab y a otros mercados de la región. Todo lo que cosecha, se manda a las Centrales de Abasto de Oxkutzcab, Cancún, y a otros Estados, incluso sus productos se han exportado a otros países, como Estados Unidos.

«De verdad que al que madruga Dios lo ayuda, a mí me ha ido bien, pero desde muy temprano salgo a trabajar, tanto en el Ayuntamiento como en mis campos de producción, es un oficio muy bonito».

Señala que ha realizado más de 1,000 acciones de vivienda, y que, incluso, con parte del dinero que obtiene en la agricultura ayuda a los que más lo necesitan. «Me gustaría volver a ser alcalde, porque me gusta ayudar a la gente, quizá este 2021 no pueda reelegirme, pero veremos qué pasa en 2024», comenta sonriente.

Jóvenes que trabajan con él en los campos de cultivo de tomate, comentan también que han aprendido mucho del trabajo, y que, como el pago que les dan es semanal y «es bueno», han logrado conseguir sus motocicletas.- REDACCIÓN EL PUUC