Denunciarían nueva ola de despidos en Hospital General de Tekax, perteneciente al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), del gobierno federal

Denunciarían nueva ola de despidos en Hospital General de Tekax, perteneciente al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), del gobierno federal

Trabajadores de contrato del Hospital General de Tekax, ubicado en la salida de la ciudad rumbo a Tzucacab denuncian una supuesta nueva ola de despidos, a un año de que se registraron diversas denuncias por presuntas bajas injustificadas.

Como se recordará el año pasado, se registraron varias denuncias de ex trabajadores del nosocomio por presuntos despidos injustificados. Esta mañana, en entrevista con El Puuc Yucatán, trabajadores afectados lamentaron que la continuidad de los trabajadores sea condicionada por supuestas condiciones políticas.

«Son tiempos de campaña y por eso nos están haciendo a un lado. Quieren hacer sus acomodos políticos y pagos de favores, por eso hacemos un llamado a las autoridades federales y estatales para que investiguen lo que ocurre en el nosocomio», denuncia uno de los despedidos.

En redes sociales, los ex trabajadores del hospital denunciaron lo siguiente: «El día sábado 13 de marzo del año en curso se nos notifica a varios empleados del turno del fin de semana del hospital general de Tekax que estamos despedidos bajo el argumento que se finalizan los contratos, de igual forma a muchos del turno de lunes a viernes sin ninguna explicación se les bajó de puestos, de informática a camilleros, de recepción a intendencia todos los compañeros con licenciatura esto con la única intención de que renuncien por si solos».

El escrito dirigido a Joaquín Díaz Mena, delegado en Yucatán de los programas del Bienestar, señala también que los despidos y cambios fueron ordenados por una coordinadora médica del Insabi y otra persona que sería familiar de la candidata a la alcaldía de Tekax por un partido de izquierda.

Al final en el escrito denuncian que se estaría pretendiendo «meter a gente» de ese partido. «Señor delegado, no es justo, es inhumano, todos tenemos familia, todos los despedidos hemos estado laborando desde mucho antes que el hospital pertenezca al gobierno federal, hemos aguantando todo con la esperanza de un día ser basificados y hoy después de años solo por un capricho político nos desechan como basura».

«Cuando el hospital pasó al gobierno federal nos dijeron que de parte del señor Presidente, López Obrador, estemos tranquilos que ahora ya no existe la presión política y que mientras cumplamos con nuestra labor tendríamos un trabajo seguro. Ahora se demuestra todo lo contrario».