El corte de la hoja de plátano, oficio que sigue vigente en Akil

El corte de la hoja de plátano, oficio que sigue vigente en Akil

A pesar del paso de los años el corte de la hoja de plátano es uno de los oficios que sigue vigente en la comunidad de «Los bejucos», Akil, Yucatán, México.

Plantaciones de plátano en la Ruta Puuc

El corte de esta hoja, conocida como el oro verde de los akileños, es uno de los nobles oficios de cientos de familias para quienes representa una importante fuente de ingresos durante todo el año.

Pero, una vez que se aproximan las celebraciones del Hanal Pixán o los finados, en la Península de Yucatán, la demanda de la hoja de plátano en los mercados va aumentando y es cuando familias enteras de Akil salen en busca de estas plantaciones.

La hoja de plátano es uno de los principales insumos que se utiliza en la gastronomía yucateca para la elaboración de platillos típicos como el pib, los tamales, la cochinita pibil, entre otros.

Niños, niñas, adolescentes, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad, familias enteras salen para apoyar en esta actividad. Un oficio familiar que sigue vigente y que ha caracterizado al municipio de Akil, en ésta, la Ruta del Puuc.

Para los habitantes de Akil, este trabajo lleva un procedimiento especial, principalmente para el cuidado de la higiene del producto que finalmente llega a las cocinas de miles de viviendas en la Península.

Uno de nuestros entrevistados refiere que este proceso es largo. Primero hay que buscar las plantaciones, que estén listas, donde las hojas ya puedan ser cortadas y preparadas para el envío a los mercados.

Las familias son las que se encargan de empacar las hojas en rollos de 250 hojas o en paquetes. Todo se hace en el lugar donde están las plantaciones; los cortadores se sientan frente al fuego para «cocer» la hoja.

A unos metros, otras personas preparan los paquetes para empacarlos en 40 rollos y dejarlos ya listos para ser trasladados a la Huerta del Estado, en los mercados de la ciudad de Oxkutzcab.

Alfredo y Rolando Cab, acompañados por sus respectivas familias nos comentan que viajan hasta la comisaría de Xaya, en Tekax, en busca de las hojas de plátano y de este modo tienen un trabajo seguro en estas fechas conmemorativas del Hanal Pixán (vocablo maya que significa comida de ánimas).

Por otro lado, Jorge Domínguez refiere que trabaja la hoja de plátano en «wuuts’bi» o doblados. Menciona que viaja hasta el Estado de Quintana Roo cada sábado y martes para llevar el producto.

«Salgo a las 4 de la madrugada y regreso entre las 3 a 5 de la tarde. Los bultos de hoja los vendo hasta en 200 pesos hasta Quintana Roo, pero me resulta porque viajo en mi propio vehículo», puntualiza.

Así que, cuando estés degustando tu tamal o tu pib, recuerda que estás apoyando de alguna forma este noble oficio de miles de personas de la comunidad de Akil, otro de los municipios de la Ruta Puuc.- Redacción El Puuc, reportero Elián Cab Gómez.