Frank, joven con hipotiroidismo, un ejemplo de vida en Kimbilá

Frank, joven con hipotiroidismo, un ejemplo de vida en Kimbilá

Para Franklin May Balam, la discapacidad no ha sido ningún obstáculo para desempeñarse profesionalmente y hacer lo que le fascina: cocinar y bailar jarana.

Frank, joven de Kimbilá, con hipotiroidismo, un ejemplo de vida para muchos jóvenes

A sus 27 años de edad y originario de la comisaría de Kimbilá, Tixméuac, «Frank», como lo llaman de cariño, nació con hipotiroidismo; sin embargo, trató de tener una vida como cualquier persona de su edad, pese a su pequeño cuerpo.

Con muchos sacrificios, Frank estudió su primaria y telesecundaria en su pueblo; luego cursó su bachillerato en la cabecera municipal y prosiguió su carrera profesional en la Universidad Tecnológica del Mayab, en Peto.

Frank reconoce todo el apoyo que sus padres, Francisco May Balam y Jacinta Balam Bacab, le han dado en su vida. «A pesar que son campesinos, siempre se sacrificaron para darme una educación», refiere.

Ahora es un talentoso chef y recuerda que durante sus estudios en la universidad, una cadena nacional de televisión le hizo un reportaje haciendo unos platillos.

«Terminando mis estudios busqué trabajo en los hoteles Grand Velas; de la Riviera Maya». Allí trabajó como chef del área de comidas mexicanas del Restaurante Frida.

Sin embargo, May Balam refiere que debido a la pandemia y por su salud y la de su familia tuvo que regresar a Kimbilá. Ahora está buscando la posibilidad de regresar a la Riviera Maya en busca de un nuevo trabajo.

Exhorta a los jóvenes a luchar por sus metas y que nadie les diga que no se puede. «Que no se pongan obstáculos, ni pretextos, ya que pese a la adversidad si se lucha por los sueños, se alcanzan», puntualiza.- WÍLDER TÉYÉR / REDACCIÓN EL PUUC NOTICIAS