Acusan a jefe policíaco de Tekax. Habría «robado» información privada de sus agentes, denuncian

Acusan a jefe policíaco de Tekax. Habría «robado» información privada de sus agentes, denuncian

TEKAX.-Cerca de 30 elementos de la Policía Municipal se sienten agredidos por el director de Seguridad Pública, Javier Nabté Vázquez, quien el pasado domingo, sin explicación alguna, les habría decomisado sus teléfonos celulares para revisar su contenido.

Los agentes consideran que se trata de una violación a sus derechos de privacidad. «No tenía por qué hacer esto el director, ya hablamos con el alcalde y las cosas se van aclarar el miércoles en una reunión», denuncian.

Las cosas están que arden en la Dirección de la Policía Municipal ya que el director del departamento, comandante Javier Nabté Vázquez, habría decomisado los teléfonos de 30 elementos.

El director los habría revisado, indagando hasta en las cosas personales de los agentes. Se informó que el domingo a las 7:30 de la mañana cuando salían los agentes de turno, el jefe de Seguridad Pública les avisó de que había una reunión en el auditorio de la comandancia.

«Acudimos todos, somos como 30», afirman varios de los elementos inconformes con el actuar del jefe policíaco.

«Nos extrañó esto, pero entramos a la reunión. Dentro del auditorio había cerca de 10 elementos de la Policía Estatal con sus armas de grueso calibre bajo la dirección de un tal comandante Avilés».

«Pasamos todos y nos sentamos. De manera repentina el director Javier Nabté Vázquez nos dijo que teníamos que dejarles los teléfonos celulares para una revisión. Nos extrañamos por su comentario y nos recalcó que es parte de su trabajo».

Los policías, cuya identidad se reserva porque temen represalias en su contra, refieren que les quitaron sus teléfonos de 8 de la mañana a 1 de la tarde, lo que reprueban ya que consideran les violaron su derecho a la privacidad.

«¿Con qué autoridad revisa algo que es personal, al parecer buscaba algo que lo comprometa pues sus acciones generan dudas y tiene temor que sea usado en su contra».

Aseguran que esta acción tuvo consecuencias con la familia de un elemento. A la 1 de la tarde devolvió los teléfonos, pero los elementos aseguran que les habrían «robado» información privada.

El alcalde, Diego Ávila Romero, ya está al tanto y todo se va aclarar el próximo miércoles. «Temprano habrá una reunión con los 30 elementos con el alcalde y el director de la Policía», puntualizan.

error: Content is protected !!