Promueve la SESA medidas de prevención para mantener una buena salud durante la temporada de calor

Promueve la SESA medidas de prevención para mantener una buena salud durante la temporada de calor

Para mantener una buena salud durante la temporada de calor, los Servicios Estatales de Salud recomiendan mantenerse hidratados, evitar la exposición directa al sol durante las horas de mayor radiación y extremar las medidas de higiene en la preparación y consumo de los alimentos, señaló su titular Alejandra Aguirre Crespo.

Para mantenerse hidratado aconsejó tomar agua embotellada, hervida o desinfectada de manera frecuente y para prevenir el golpe de calor, insolación o quemaduras solares ante las altas temperaturas, aconsejó evitar la exposición directa a los rayos solares por tiempos prolongados.

Refirió que las mayores temperaturas de calor ambiental se registran entre las 11 y 16 horas, por lo que, en caso de exposición necesaria, pidió utilizar cremas bloqueadoras, así como sombreros, sombrillas, lentes de protección solar, vestir ropa clara de telas ligeras, camisas de manga larga y pantalón.

Indicó que una exposición directa y prolongada a la radiación solar puede ocasionar golpe de calor que se caracteriza por una sensación de calor sofocante, piel seca, decaimiento, dolor de cabeza, estado de confusión, disminución de la cantidad de orina, mareos, náusea y vómito, ante lo cual se debe acudir de inmediato al servicio médico para recibir tratamiento oportuno.

También pidió ventilar el automóvil, antes de subirse, y no dejar a personas ni mascotas en el interior de vehículos cerrados estacionados bajo los rayos del sol.

Así mismo para la prevención de enfermedades diarreicas recomendó lavarse las manos con agua y jabón, antes y después de preparar alimentos o comer, después de ir al baño y cambiar pañales, y realizar actividades de limpieza.

Igualmente, dijo, es importante lavar y desinfectar frutas y verduras, mantener alimentos crudos en refrigeración, verificar que estén en buen estado y bien cocidos antes de consumirlos, y evitar consumir alimentos de dudosa procedencia en vía pública.

De la misma manera aconsejó consumir los alimentos inmediatamente después de su preparación para evitar su descomposición, y evitar la ingestión de líquidos con cafeína, azucarados o bebidas alcohólicas, ya que hacen perder más líquidos corporales.